Seguros para veterinarios

 

Coberturas del seguro para veterinarios


  • Responsabilidad civil profesional
  • Indemnización diaria en caso de baja por accidente o enfermedad
  • Seguro de accidentes y asistencia médica
Pide presupuesto

    Datos personales





    Datos del seguro





    Con nuestro seguro especializado en veterinarios tendrás cobertura para el desarrollo de tu profesión sin tener que preocuparte de los daños que te puedan ser reclamados por el daño que ocasiones a un équido con el que estás trabajando.

    El seguro de responsabilidad civil atenderá a las reclamaciones que puedas recibir y en el caso de que se demuestre que ha habido mala “praxis”, el seguro responderá a la indemnización.

    Como profesional, también consideramos que el seguro de accidentes os puede ofrecer un capital de fallecimiento e invalidez tanto para la actividad profesional como para la vida privada. Además, con la posibilidad de poder contratar la garantía de Invalidez temporal en la que se puede percibir una indemnización por los días de baja.

    Tu presupuesto en 24-48h
     
    Más de 30 años de experiencia
     
    Personalizamos las coberturas

    Preguntas frecuentes sobre el seguro para veterinarios

    ¿Cubriría este seguro una reclamación que pudiera tener al considerar el propietario del caballo que en el examen precompra realizado no se señaló alguna dolencia posterior que tuviera el caballo?

    Exacto, el seguro atendería la reclamación y mediante las pruebas presentadas y la documentacion aportada se llevaría a cabo la defensa. Si no se llegara a un entendimiento entre ambas partes, se decidiría en un juzgado. Los gastos de abogado y defensa quedarían cubiertos por el seguro de responsabilidad civil

    ¿Puede un propietario de un caballo reclamarme porque en una castración de un caballo ésta se ha complicado y ahora el caballo ha de acudir al hospital?

    En efecto, un propietario podría reclamar porque considera una mala intervención veterinaria en relación a la operación realizada. El veterinario está obligado atender y dar los cuidados necesarios para que todo salga bien, pero el propietario del caballo ha de demostrar con pruebas fehacientes que se ha procedido a una mala “praxis” por parte del veterinario. Por eso es necesario que el profesional tenga el seguro de responsabilidad civil, para que todas las posteriores gestiones puedan ser atendidas si estas reclamaciones van a más.
    Contáctanos
    Abrir chat